Infomed

RSS_Noticias_Al Dia_Investigaciones

[Versión para imprimir] [Versión PDF]
Contenido sindicado
Editora principal - Especialista en Información | Dpto. Fuentes y Servicios de Información, Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas, Ministerio de Salud Pública | Calle 27 No. 110 e M y N. Plaza de la Revolución, Ciudad de La Habana, CP 10 400 Cuba | Telefs: (537) 8383316 al 20, Horario de atención: lunes a viernes, de 8:00 a.m. a 4:30 p.m.
Actualizado: 2 años 20 semanas atrás

Asocian el tabaco con cambios en los patrones de metilación del ADN de la placenta

Jue, 09/30/2021 - 00:03

Fumar durante el embarazo se asocia con cambios en los patrones de metilación del ADN de la placenta, y muchos de estos cambios están a su vez asociados con un peor desenlace del parto, según muestra un estudio coliderado por el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), centro impulsado por la Fundación «la Caixa», en colaboración con la Universidad de Emory, Atlanta.

Los hallazgos, publicados en la revista Nature Communications, también indican que estos cambios en metilación del ADN pueden afectar la expresión de genes implicados en respuestas a factores ambientales, crecimiento e inflamación, lo que explicaría el impacto sobre el crecimiento fetal.

En Europa, alrededor de una de cada 10 mujeres fuma durante el embarazo. Los efectos nocivos sobre la salud del feto son, por tanto, un problema considerable de salud pública.

Sin embargo, los mecanismos que hay detrás de la toxicidad del humo de tabaco aún no están del todo claros. Las exposiciones ambientales pueden inducir cambios epigenéticos, es decir, modificaciones químicas en el genoma que a la vez afectan la expresión de genes.

Una de estas modificaciones es la metilación del ADN, que ocurre principalmente en lugares donde hay una citosina seguida de una guanina (sitios CpG).

En este estudio, Mariona Bustamante, investigadora de ISGlobal, y sus colegas, según ha informado este instituto, se propusieron caracterizar el impacto del tabaquismo materno en el epigenoma de placenta mediante un metaanálisis de siete estudios de cohorte independientes del consorcio PASTO, que incluyen un total de 1 700 madres de Australia, Francia, España, Canadá y Estados Unidos.

El metaanálisis identificó 433 sitios CpG asociados con tabaquismo durante el embarazo, de los que casi la mitad estaban asociados a parto prematuro o menor peso o altura al nacer. A continuación, el equipo investigador exploró las consecuencias funcionales de estas asociaciones y encontró que algunos de estos CpG están en o cerca de genes que responden a factores ambientales, regulan la actividad inflamatoria, señalan a través de factores de crecimiento, o están implicados en la salud cardio metabólicas.

Finalmente, la comparación entre estos resultados y los de un metaanálisis previa usando sangre de cordón umbilical, sugiere que, en términos de metilación del ADN, la placenta responde al humo de tabaco de manera única y específica. «Los sitios CpG, los genes y las vías metabólicas identificadas en este estudio pueden ayudarnos a esclarecer los mecanismos por los que el tabaquismo materno afecta al funcionamiento de la placenta y el crecimiento fetal», concluye Bustamante, coautora senior del estudio.

septiembre 29/2021 (Diario Médico)

Categorías: Noticias

Paracetamol en el embarazo: ‘máximo cuidado’ con dosis y tiempo de administración

Jue, 09/30/2021 - 00:02

El paracetamol es el principio activo presente en más de 600 medicamentos que se utilizan para el dolor leve a moderado y reducir la fiebre. Es, además, el más empleado durante la gestación, ya que las agencias reguladoras de medicamentos, incluidas la Administración de Medicamentos y Alimentos ​​ ​es la agencia del Gobierno de los Estados Unidos (FDA) y la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), han considerado durante mucho tiempo que su uso es apropiado durante el embarazo cuando se usa según las instrucciones. 

Por ejemplo, se estima que más de un 50 % de las embarazadas de todo el mundo toman paracetamol, cifra que asciende hasta el 65% en Estados Unidos.

Sin embargo, un Documento de Consenso, que se ha publicado recientemente en Nature Reviews Endocrinology, basado en una recopilación internacional de datos de investigaciones experimentales –en células y en modelos animales-, y epidemiológicas, alerta de los potenciales riesgos del consumo de esta sustancia si no está totalmente indicada o si su uso se extiende a largo plazo.

El trabajo, dirigido por David M. Kristensen, del Departamento de Neurología, del Rigshospitalet-Glostrup, de la Universidad de Copenhague, en Dinamarca, y en el que han participado especialistas de diversos países, señala que la exposición prenatal al paracetamol puede alterar el desarrollo fetal, lo que a su vez podría aumentar los riesgos de algunos trastornos del desarrollo neurológico, reproductivos y urogenitales.

Ingesta avalada y segura 

En el citado consenso -que cuenta con el apoyo de 91 científicos, médicos y profesionales de la salud pública de todo el mundo- , se recomienda que las gestantes no tomen paracetamol al comienzo del embarazo a menos que se aseguren –con su médico o farmacéutico-, si su uso está médicamente indicado y minimizar la exposición utilizando la dosis efectiva más baja durante el menor tiempo posible.

“La investigación actual ha demostrado, por ejemplo, que la posibilidad de daño parece aumentar a medida que se prolonga la duración del uso de paracetamol”, indica Kristensen, por lo que  sugieren que “las mujeres embarazadas consideren usar el medicamento para el manejo del dolor a corto plazo, en lugar de como una solución a largo plazo. Su uso prolongado o en dosis altas debe limitarse a las indicaciones recomendadas por un profesional de la salud”.

Se trata, según recoge el Documento de Consenso, de una recomendación que, en realidad, no difiere de la que ya practica la mayoría de los especialistas en Ginecología y Obstetricia, así como de las que recogen los prospectos de los productos que contienen paracetamol. En la mayoría de los casos, el uso médico de paracetamol está justificado cuando la madre experimenta problemas que pueden afectar negativamente a su bebé, como tener fiebre.

El análisis de los datos de 29 estudios internacionales ha observado cierta evidencia de alteraciones posnatales en 26 de ellos, hecho que ha puesto sobre la mesa la necesidad de que se lleven a cabo más investigaciones para comprender de forma más concreta los posibles problemas relacionados con este medicamento en las gestantes.

Profundizar en conocimientos 

Shanna Swan, del Departamento de Medicina Ambiental y Salud Pública, Escuela de Medicina Icahn, en Mount Sinai de Nueva York, Estados Unidos,  señala que, a pesar de reconocer las limitaciones de la literatura epidemiológica existente y de la necesidad de llevar a cabo metaanálisis rigurosos para disponer de más conclusiones sólidas, “pedimos un esfuerzo de investigación centrado que debe incluir el inicio de estudios epidemiológicos y experimentales para comprender los mecanismos hormonales, epigenéticos y metabólicos a través de los que actúa el paracetamol actúa y que podrían afectar adversamente al desarrollo”. 

Así, en el documento de consenso se recomienda que los estudios epidemiológicos sobre paracetamol durante el embarazo deben diseñarse específicamente con estos objetivos: en humanos, los análisis deben dirigirse hacia el control de los factores genéticos, capturar con precisión la exposición y el resultado, así como examinar el momento, la dosis y la duración de la exposición tanto prenatal como posnatal.

Cautela frente a prohibición 

No obstante, en un editorial que acompaña al consenso publicado en Nature Reviews Endocrinology se hace hincapié en que los autores no piden la prohibición del uso del fármaco, sino que sugieren que las mujeres embarazadas lo tomen con más cautela debido a una relación con el posible riesgo de las alteraciones citadas al nacimiento.

“Los especialistas sugieren además que su intención al publicar un artículo de este tipo es atraer una atención renovada y más centrada sobre la posibilidad de que el uso de paracetamol provoque ciertos defectos de nacimiento y las condiciones en las que podrían surgir”, concluye el editorial.

septiembre 29/2021 (Diario Médico)

 

Categorías: Noticias

La COVID-19 hunde la esperanza de vida unos 10 años, según bióloga

Mié, 09/29/2021 - 00:02

La COVID-19 podría acortar la esperanza de vida en un promedio de 10 años, según estima la bióloga Ancha Baranova, catedrática de la Escuela de Sistemas Biológicos de la Universidad George Mason (GMU), en Estados Unidos.

«La vacuna está haciendo cierto efecto, (pero) el virus también está mutando de alguna forma. La humanidad se está haciendo a la idea de que la esperanza media de vida cae unos 10 años. Mientras uno es joven y tiene inmunidad, supera el coronavirus o las múltiples inmunizaciones. Con la vejez padecemos más y más enfermedades, y el coronavirus es una de ellas, por lo que la esperanza media de vida se acorta», explicó la investigadora.

De esta manera, los humanos «tenemos un nuevo enemigo natural, que nos está hostigando paulatinamente», resumió.

La bióloga también admitió la posibilidad de que el virus se vaya debilitando de forma natural, aunque, según dijo, no parece que lo haya hecho en estos dos años de pandemia.

 «Toda población tiene selección natural, también la humana. Aquellos genotipos que no sirven para superar el coronavirus, van mermando, y los que hacen frente al peligro con más éxito, sobreviven. En dos o tres generaciones, la gente lidiará mejor con el coronavirus, incluso sin medicinas. Podría cambiar la estructura de los virus que acosan a la humanidad, es posible que por fin haya menos gripe», vaticinó.

Según la experta, tampoco hay que descartar algún descubrimiento por ahora inimaginable que revolucione la medicina.

«Por ejemplo, seremos capaces de transferir la mente de un cuerpo a otro, incluido uno artificial, y entonces nadie se preocuparía de enfermar, sino de apretar a tiempo el botón de ‘otro cuerpo’ o ‘actualizar'», concluyó.

Desde el 11 de marzo de 2020, la Organización Mundial de la Salud califica como pandemia la enfermedad COVID-19 causada por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 detectado a finales de 2019.

A lo largo del mundo se han registrado más de 232,4 millones de casos de infección por el patógeno, incluidos más de 4,75 millones de decesos según la Universidad Johns Hopkins de Estados Unidos.

septiembre 28/2021 (Sputnik) – Tomado de la Selección Temática sobre Medicina de Prensa Latina. Copyright 2019. Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.

Categorías: Noticias

Los lactobacilos se suman a los antibióticos y la fitoterapia en la prevención de la cistitis

Mar, 09/28/2021 - 00:03

En el abordaje de la cistitis, «los lactobacilos son la especie probiótica más reconocida para mantener un tracto urinario saludable, ya que producen muchas sustancias para inhibir el crecimiento bacteriano; recubren la superficie del epitelio de la vejiga impidiendo que la bacteria E. coli (causante de la cistitis) se adhiera, e inhiben las cepas patógenas de E. coli, pero también otros uro patógenos». Así lo explican los autores de la Guía Cistitis y verano, elaborada por el Centro de Información de la cistitis, que la ha revisado para publicar ahora una actualización.

En la guía se explica que los lactobacilos «administrados por vía oral sobreviven al paso intestinal y se ha demostrado que migran al tracto genital. Se sabe que se adhieren a las células de la vejiga, incluso tras su administración oral, impidiendo la proliferación bacteriana».

En concreto destacan por su eficacia demostrada el Lactobacillus plantarum LP01 y el Lactobacillus reuteri LRE02.

Además de los probióticos, la guía menciona el arándano rojo americano y el brezo, dos plantas medicinales que contribuyen a prevenir la cistitis, que representa entre el 5 y el 10 % de las consultas de Atención Primaria y el 30 % de las de Urología, según la Sociedad Iberoamericana de Neurourología y Uro ginecología y la Sociedad Española de Farmacia Clínica, Familiar y Comunitaria (Sefac).

Así, confirman que el arándano rojo americano «es un fruto cuyos componentes, las proantocianidinas (PAC), pueden resultar eficaces para prevenir la adhesión de las bacterias causantes de la cistitis a las paredes de la vejiga. Por ello, los preparados farmacéuticos a base de arándano rojo americano pueden ser de utilidad en épocas con mayor riesgo de aparición de episodios de cistitis, como el verano».

Respecto al brezo la guía recuerda que es un arbusto «cuyas flores contienen PAC y flavonoides, que pueden favorecer una mejora del bienestar urinario, la eliminación de líquidos al facilitar la diuresis y la expulsión de toxinas mediante la orina, por lo que en caso de infección ayudaría a expulsar las bacterias causantes».

Los autores señalan también que el tratamiento de la cistitis comprende dos vertientes: por un lado, el antibiótico, «el tratamiento estándar para eliminar las bacterias causantes de infección, cuya elección dependerá de diversos factores, como la resistencia bacteriana o las historia clínica de la paciente», y por otro los analgésicos, que se recomendarán, «en función de la intensidad de los síntomas, para aliviar las molestias como el dolor o el picor».

Cistitis en verano

El Centro de Información de la cistitis comenta en la guía que el riesgo de contraer infecciones urinarias se incrementa en verano como consecuencia de permanecer con el bañador húmedo durante un tiempo prolongado y por el aumento de las relaciones sexuales. De hecho, «muchas mujeres asocian el sexo con la cistitis, lo que se conoce como cistitis postcoital, la cual sucede porque durante el coito se favorece el paso de bacterias hacia la uretra que, en el caso de ellas, es más corta, por eso hay mayor prevalencia en el género femenino», dice el texto.

Según el Centro de Investigación sobre Fitoterapia (Infito), de las personas que sufren cistitis, el 60 % la tienen en verano.

Otros factores pueden aumentar el riesgo de tener cistitis en verano es una insuficiente hidratación, retener la orina «al pasar más tiempo fuera de casa durante el verano es habitual que se aguante más tiempo sin ir al baño», cambios en la dieta, y alteración de la flora vaginal.

Consejos a pie de mostrador

El farmacéutico, además de recomendar las plantas medicinales y los probióticos, también puede recordar una serie de pautas preventivas que se recogen en la guía, entre ellos:

  • Ingerir un mínimo de 1,5 litros de líquido al día, para eliminar más rápido las bacterias del aparato urinario.
    Evitar sustancias excitantes (como alcohol, cafeína y tabaco) y bebidas carbonatadas.
  • Orinar cada 2-3 horas para favorecer la eliminación de bacterias, ya que la retención de orina en la vejiga favorece su crecimiento.
  • Ir al baño antes y después de haber mantenido relaciones sexuales.
  • Lavar, con jabones neutros, de delante hacia atrás, para evitar la contaminación, y no hacer duchas vaginales.
  • Realizar ducha, en lugar de baño para higiene diaria.
  • Secar en la misma dirección. Las bacterias causantes pueden proceder de una incorrecta eliminación de las heces.
  • Cambiar el traje de baño mojado para reducir la humedad y evitar el contraste de temperaturas en la zona.
  • Utilizar ropa interior de algodón y evitar prendas ajustadas.
  • Combatir el estreñimiento y no posponer la evacuación, para que los gérmenes no puedan colonizar los tejidos cercanos al tracto urinario.

Reconsiderar el uso de diafragma, pues ejerce presión sobre la uretra y dificulta el vaciado de la vejiga. Su uso está asociado a una mayor frecuencia de infección. Lo mismo ocurre con los tampones si las infecciones urinarias suelen aparecer en el periodo premenstrual.

septiembre 25/2021 (Diario Médico)

Categorías: Noticias

Se duplica el número de personas con hipertensión en el mundo

Mar, 09/28/2021 - 00:02

La hipertensión se ha convertido en una amenaza invisible con consecuencias potencialmente fatales para prácticamente la mitad de los 1 280 millones de personas que padecen de ella y que viven -en ocho de cada diez casos- en países de rentas medias y bajas, según el primer estudio sobre esta cuestión publicado en veinte años y que sale en The Lancet.

Al menos 580 millones de hipertensos desconocen su situación porque nunca han sido diagnosticados, a pesar de que hacerlo es muy fácil y el tratamiento es barato. Para el estudio, en el que han colaborado la Organización Mundial de la Salud (OMS)  y la universidad Imperial College London, se han analizado datos de cien millones de personas entre 30 y 79 años en 184 países que representan el 98 % de la población mundial en un periodo de treinta años.

La hipertensión se definió como tener presión arterial sistólica de 140 mm Hg o más, presión arterial diastólica de 90 mm Hg o más o tomar medicamentos para esta enfermedad.

En tres décadas el número de personas con hipertensión han pasado de 650 millones a 1 280 millones, pero en realidad la tasa de prevalencia mundial no ha variado considerablemente y el aumento se debe al crecimiento demográfico y al envejecimiento de la población.

El cambio más importante que han encontrado los investigadores es que el peso de esta enfermedad ha pasado de concentrarse en los países ricos a los países pobres, con el primer grupo que actualmente exhibe las tasas más bajas de hipertensión, a diferencia de los segundos.

Alemania en primer lugar, España en segundo y Japón en tercero son los tres países del mundo donde la hipertensión entre las mujeres se ha reducido más en las últimas tres décadas. En el caso de los hombres, esta tendencia la han liderado, en orden decreciente, Alemania, Suiza y Reino Unido.

Por el contrario, el porcentaje de mujeres con hipertensión ha aumentado en tres pequeñas y remotas islas del Pacífico -Kiribati, Tonga y Tuvalu-, mientras que entre los hombres los mayores aumentos se han observado en Uzbekistán, Argentina y Paraguay.

En términos relativos (de acuerdo a su población), Perú ocupa el segundo lugar a nivel mundial con la prevalencia más baja de hipertensión entre mujeres (18 %) y España el quinto (21 %). Entre los hombres, Eritrea y Perú tienen las tasas más bajas (22 % y 23 %, respectivamente). Paraguay es el país del mundo con la prevalencia de hipertensión más alta tanto en mujeres (51 %) como en hombres (62 %).

En la investigación se destaca que las grandes mejoras en las tasas de tratamiento y control observadas en algunos países de ingresos medios como Costa Rica, Kazajstán, Sudáfrica, Brasil, Turquía e Irán durante las últimas tres décadas muestran que la expansión de la cobertura universal de salud y el fortalecimiento de la Atención Primaria han sido fundamentales en la mejora del cuidado de la hipertensión.

El problema de la hipertensión pasa en gran medida desapercibido por parte de quienes la sufren. Menos de una de cada cuatro mujeres y uno de cada cinco hombres con hipertensión controlan o hacen controlar su presión arterial y pueden medicarse para regularla, según el estudio.

Mejoras solo para algunos

Los investigadores concluyen que el tratamiento y el control de la hipertensión han mejorado en la mayoría de los países desde 1990, «con mejoras particularmente importantes (de más de 30 puntos porcentuales) observadas en países de ingresos altos como Canadá, Islandia y Corea del Sur (donde los niveles de tratamiento fueron superiores al 70% y las tasas de control fueron superiores al 50% en 2019), y en varios países de ingresos medios y altos, como Costa Rica, donde más del 65 % de los adultos con hipertensión fueron tratados y casi la mitad tuvo su condición controlada en 2019″.

Sin embargo, denuncian que ha habido pocos cambios en África subsahariana y Oceanía, Nepal e Indonesia, donde menos de una cuarta parte de las mujeres y menos de una quinta parte de los hombres con hipertensión estaban recibiendo tratamiento en 2019, y menos del 10 % tenía la enfermedad bien controlada.

Medidas para frenar el crecimiento
«Es un fracaso de salud pública que tanta gente tenga una presión arterial elevada y no accedan al tratamiento que necesitan», señaló el profesor Majid Ezzati, uno de los autores del estudio.

Para ello propone el desarrollo de «políticas que permitan a las personas de los países más pobres acceder a alimentos más saludables, medidas encaminadas a reducir la ingesta de sal y haciendo que las frutas y verduras sean más asequibles y accesibles». No se olvida de la necesidad de «fortalecer la AP y ampliar la cobertura sanitaria universal» ni de «garantizar el acceso ininterrumpido a medicamentos eficaces, que deben financiarse para frenar la creciente epidemia de hipertensión en los países de ingresos bajos y medianos”.

Clara Chow, de la Universidad de Sydney, Australia, (que no participó en el estudio) ha apuntado otras medidas que tienen que ver con la transformación digital, como la «telemonitorización, la monitorización de la presión arterial en el hogar, recordatorios de mensajes de texto para mejorar la adherencia y otras intervenciones de salud digital para fomentar comportamientos saludables». También defiende establecer tratamientos más sencillos, con una terapia inicial combinada, como una sola pastilla».   

Como recuerdan los autores del trabajo, la hipertensión está directamente relacionada con más de 8.5 millones de muertes en todo el mundo cada año y es el principal factor de riesgo de accidente cerebrovascular, cardiopatía isquémica, otras enfermedades vasculares y enfermedad renal. Por tanto, afirman que reducir la hipertensión «puede reducir el número de accidentes cerebrovasculares en entre un 35 % y un 40 %; los ataques cardíacos, entre un 20 % y un 25 %, y la insuficiencia cardíaca, aproximadamente, un 50 %».

Guía de la OMS

Coincidiendo con este estudio, la OMS ha sacado una nueva guía sobre el tratamiento de la hipertensión en adultos con nuevas recomendaciones para ayudar a los países a mejorar el abordaje de la patología.

Taskeen Khan, del Departamento de Enfermedades No Transmisibles de la OMS y responsable de la guía, ha señalado que esta nueva directriz, «la primera en veinte años, proporciona la orientación basada en la evidencia más actual y relevante sobre el inicio de la terapia en hipertensión en adultos». Además, indica qué tipo de medicamento o combinación de medicamentos usar, los valores de presión arterial objetivos y la frecuencia con la que deben realizarse controles de seguimiento de la presión arterial.

Igualmente, proporciona la base para que médicos y otros profesionales sanitarios pueden contribuir a mejorar la detección y el tratamiento de la hipertensión.

septiembre 27/2021 (Diario Médico)

Categorías: Noticias

Confirman la mejora en la calidad de vida tras cirugía de ‘juanetes’

Lun, 09/27/2021 - 00:06

Los resultados del estudio muestran que la mejoría es independiente del tipo de cirugía para la corrección de hallux valgus y de factores de confusión relacionados con el paciente.

Un estudio de seguimiento durante más de un año, ha servido para confirmar la mejora en la calidad de vida de los pacientes sometidos a cirugía del hallux valgus (HV). Además, ha demostrado que el efecto sobre los resultados no depende del tipo de cirugía ni está influenciado por factores de confusión relacionados con el paciente.

El estudio longitudinal prospectivo, llevado a cabo por el servicio de traumatología del Hospital Virgen de la Luz, en Cuenca, y la Universidad de Castilla La Mancha a través del centro de estudios socio sanitarios (CESS) ha sido publicado en la revista internacional Foot and Ankle Surgery, fue realizado entre marzo de 2017 y mayo de 2018, con la participación en el mismo de 72 pacientes.

El objetivo principal, era evaluar el efecto de la cirugía del HV en las medidas de resultados reportadas por el paciente (PROMs), es decir, en las escalas de dolor, en las de calidad de vida relacionada con la salud (CVRS) general como en las escalas específicas del pie. Además, se quería determinar el efecto en los ángulos radiológicos, según explica Luis Enrique Hernández Castillejo y autor principal del estudio, junto con el Vicente Martínez Vizcaíno, la Celia Álvarez Bueno, José Luis Quijada Rodríguez, Miguel Alonso Galán y Míriam Garrido Miguel.

Los investigadores querían comprobar también si los resultados obtenidos dependían del tipo de cirugía, incluidas las técnicas abiertas y percutáneas, y si estaban influenciados por factores de confusión relacionados con el paciente, como la edad, el ángulo del hallux valgus (AHV), el ángulo intermetatarsiano (el 1-2 AIM), el índice de masa corporal (IMC) y el ángulo distal articular (DMAA).

Para la realización del estudio fueron recogidos los datos clínicos de todos los pacientes intervenidos quirúrgicamente por deformidad sintomática del HV en el servicio de traumatología del Hospital Virgen de la Luz de Cuenca (España) en el periodo establecido. Todas las técnicas quirúrgicas fueron realizadas por traumatólogos e incluyeron cirugía abierta (osteotomía en chevron y osteotomía en scarf) y cirugía percutánea con osteotomía de Reverdin-Isham, según explica Hernández Castillejo.

Los criterios de inclusión de los pacientes fueron; ser mayor de 18 años con HV doloroso; haber recibido tratamiento conservador completo, incluyendo medicación oral, modificación de calzado y terapia física durante tres meses; presentar deformidad HV de leve a moderada, con un AHV preoperatorio < 40º y 1-2 IMA < 20º.

Para el desarrollo del estudio fueron excluidos los pacientes con hallux rigidus grave, con inestabilidad grave de la primera articulación cuneo metatarsiana, con cirugía previa del HV fallida, así como aquellos con infección, enfermedad vascular periférica, neuropatía periférica u otras enfermedades sistémicas que afecten al sistema musculoesquelético. Además, se excluyeron los pacientes con un seguimiento menor de 12 meses.

“El tipo de osteotomía se decidió de acuerdo con el AHV, el 1-2 AIM y la decisión del cirujano”, precisa Hernández Castillejo. La osteotomía en chevron se llevó a cabo en 16 pacientes, la osteotomía en scarf se realizó en 24 casos, y la cirugía percutánea se completó en 32 pacientes.

Los resultados clínicos se evaluaron utilizando la escala AOFAS, de la Sociedad Americana de Ortopedia en Pie y Tobillo. (American Orthopaedic Foot and Ankle Society), la EVA (Escala Visual Analógica), el cuestionario del pie MOXF (Manchester-Oxford Foot Questionnaire), la encuesta de salud SF-12 (Short Form-12 Health Survey), y el EQ-5D (EuroQol-5D).

Los resultados fueron evaluados antes de la cirugía y al final del seguimiento, mientras que las complicaciones postoperatorias se registraron al final del seguimiento.

El sistema de registro de la escala AOFAS combina datos subjetivos y objetivos para evaluar los siguientes factores clínicos: dolor, función y alineación. La EVA consiste en una línea recta en la que los puntos finales tienen una puntuación de 0 (ningún dolor en absoluto) a 10 (el peor dolor imaginable). El MOXFQ es un cuestionario basado en el paciente para evaluar la CVRS en los pacientes que se someten a una cirugía de pie y/o tobillo, que consiste en una escala sumativa de 16 puntos con una puntuación de 0 a 4 en tres dimensiones: dolor, caminar/estarse de pie e interacción social, según señala Hernández Castillejo.

El cuestionario SF-12 es una encuesta de 12 elementos que incluye componentes de salud física y mental, mientras que el EQ-5D incluye 5 preguntas sobre la movilidad de los pacientes, el auto cuidado, las actividades habituales, el dolor/incomodidad y la ansiedad/depresión.

En cuanto a la evaluación radiológica, el examen radiológico del AHV, del 1-2 AIM y el DMAA fue realizado por el mismo observador independiente y de acuerdo con un único protocolo radiográfico. Para la evaluación se obtuvieron imágenes dorso-plantares y laterales en carga, antes de la cirugía, inmediatamente después de la cirugía y al final del seguimiento.

La media de edad de los pacientes incluidos en el estudio fue de 59,6 años. Cada paciente fue seguido durante, al menos, 12 meses con un periodo de seguimiento total medio de 17,68 meses.

La puntuación obtenida en todas las escalas antes y después de la cirugía confirma la mejora en los resultados clínicos y radiológicos después de la cirugía del HV, y proporcionan evidencia de que estas mejoras no dependen del tipo de cirugía o de factores de confusión potenciales relacionados con el paciente “Además, nuestros resultados indicaron la conveniencia de incluir las PROMs (escalas de dolor, de calidad de vida general y escalas específicas del pie) en la evaluación de la cirugía del HV, ya que probablemente, sus resultados sean más importantes para la evaluación clínica, que los hallazgos puramente radiológicos”, destaca Hernández Castillejo.

septiembre 26/2021 (Diario Médico)

Categorías: Noticias

Macrófagos del sistema inmunitario innato: posible diana de las vacunas

Lun, 09/27/2021 - 00:05

Un equipo internacional dirigido por la Universidad de Zaragoza y los centros de investigación biomédica en red (CIBER ) de Enfermedades Respiratorias (CIBERES) demuestra por primera vez en modelos experimentales de ratón que BCG, la centenaria vacuna de la tuberculosis hoy en uso, es capaz de inducir memoria inmunológica en macrófagos pulmonares, otorgándoles la capacidad de proteger al individuo a largo plazo frente a diferentes tipos de infecciones respiratorias.

El hallazgo, que se publica en Science Immunology, contribuye a desmontar el paradigma de la inmunología clásica (que aún está en los libros de texto) que establece, entre las diferencias del sistema inmunitario innato y el adaptativo, que el innato es un arma de respuesta rápida de primera línea sin memoria inmunológica.

En este trabajo se describe por primera vez que la administración por vía respiratoria de BCG “induce memoria inmunológica en los macrófagos alveolares, y que estos pueden ser activados con la vacuna e inducir protección a largo plazo”, explica el autor principal del estudio, Nacho Aguiló, investigador del Grupo de Genética de Micobacterias de la Universidad de Zaragoza, Instituto de Investigación Sanitaria de Aragón y CIBERES.

El estudio se llevó a cabo en colaboración con investigadores del Instituto de Salud Carlos III, el Instituto de Farmacología y Biología Estructural de Toulouse (Francia) y la Universidad Radboud de Nimega (Países Bajos).

Dianas celulares de las vacunas

Según el postulado tradicional de la inmunología, “las células innatas, como macrófagos o monocitos, no tendrían la capacidad de recordar un primer contacto con un microorganismo y responder de manera más efectiva en subsiguientes encuentros. Esto es algo que los paradigmas de la inmunología atribuyen únicamente a las células del sistema inmune adaptativo, es decir linfocitos T y B, los cuales han sido las dianas de las vacunas clásicas. Pues bien, en la última década este paradigma está cambiando, y desde el año 2012 aproximadamente, diferentes trabajos han mostrado que células innatas como monocitos tienen la capacidad de memoria, y que esta capacidad puede ser explotada con algunas vacunas, principalmente las vacunas vivas como BCG. Este tipo de respuesta inmunológica se ha llamado Inmunidad Innata Entrenada”, expone Aguiló.

Su trabajo describe que la administración pulmonar de BCG induce eficazmente la activación duradera de macrófagos residentes en los pulmones (alveorales), proporcionando protección a largo plazo frente a una infección experimental con el patógeno Mycobacterium tuberculosis, así como frente a una neumonía letal causada por la bacteria Streptococcus pneumoniae.

Protección frente a más de un patógeno

“Una de las características de los macrófagos en general, y también de los macrófagos alveolares, es su amplia capacidad de reconocimiento de patógenos. A diferencia de los linfocitos, que son muy específicos de un estímulo determinado, los macrófagos tienen estrategias para reconocer y eliminar diferentes tipos de microorganismos, tanto virus como bacterias. Esto hace que potencialmente, la activación a largo plazo de los macrófagos alveolares mediante la vacuna pueda inducir protección no específica frente a diferentes patógenos, más allá del patógeno frente al que estaban diseñadas inicialmente”.

El grupo de Aguiló lleva años investigando el uso de vías de inoculación alternativas para la administración de vacunas de tuberculosis. La vía pulmonar es una ruta que induce una respuesta inmunológica directa en los pulmones, lo que no se consigue por otras vías, como la intradérmica actualmente usada en clínica. Estos científicos de la Universidad de Zaragoza, bajo la dirección del profesor Carlos Martín, también participan en el desarrollo de la candidata vacunal contra la tuberculosis MTBVAC , ahora de lleno en la fase clínica.

“En el caso de MTBVAC, por el hecho de ser una vacuna viva, también tiene la capacidad de inducir inmunidad innata entrenada por lo que tendría también la ventaja de proteger frente a más de un patógeno al mismo tiempo”, comenta Aguiló.

Por aerosoles

Si bien los datos aportados por estos científicos y los de otros grupos indican que la vacunación por vía respiratoria con BCG es muy ventajosa respecto a la intradérmica en modelos animales, incluyendo en primates no humanos, Aguiló recuerda que “el desafío con la vacunación respiratoria es que las autoridades regulatorias no van a permitir administrar BCG por vía intranasal, dada la cercanía del cerebro, por lo que hay que ir a la ruta del aerosol. Esto puede resultar un problema ya que la vacuna es una bacteria viva y hay que asegurarse de que sobrevive al proceso de nebulización. En nuestro laboratorio hemos hecho pruebas nebulizando nuestra vacuna MTBVAC con un nebulizador estándar de los usados por pacientes asmáticos y los resultados son muy prometedores. De hecho, en breve vamos a empezar un experimento con un grupo holandés en el que van a probar a nebulizar MTBVAC en primates, para ver si la vacuna llega al pulmón e induce una respuesta inmunológica fuerte”.

Aguiló considera que “en los próximos años va a haber una revolución en la vacunología, tanto en el desarrollo de nuevas vacunas, como de nuevas rutas de administración, y por supuesto las vacunas de ARNm van a tener un papel muy destacado en esta revolución. Esa es la parte positiva que podemos sacar de la pandemia, el avance cualitativo que ha supuesto para el desarrollo de una nueva plataforma de vacunación. Creo que a día de hoy no somos capaces de anticipar cómo estará el campo de las vacunas dentro de 10-15 años”.

septiembre 26/2021 (Diario Médico)

Categorías: Noticias

Fundadores de Biontech reciben premio científico alemán Paul Ehrlich

Jue, 09/23/2021 - 00:03

Los responsables de la obtención de la vacuna contra el coronavirus de la empresa biotecnológica alemana Biontech fueron designados hoy para recibir el Premio Paul Ehrlich y Ludwig Darmstaedter 2022.

La pareja de médicos -zlem Türeci y Ugur Sahin y la bioquímica Katalin Karikó recibirán el premio «por su investigación y desarrollo del ARN mensajero con fines preventivos y terapéuticos», según anunció el consejo de la fundación que otorga el galardón en Fráncfort.

El premio, dotado con 120 000 euros, lo comparten los fundadores de Biontech, Türeci, de 54 años, y Ugur Sahin, de 56, junto a Karikó, de 66 años, que se incorporó a la empresa en 2013.

El Premio Paul Ehrlich y Ludwig Darmstaedter es considerado uno de los más importantes en la investigación médica no especializada. Muchos de los galardonados de las últimas décadas recibieron posteriormente el Premio Nobel de Medicina.

Esta distinción se concede desde 1952. El premio se entrega tradicionalmente el 14 de marzo, día del cumpleaños del Premio Nobel Paul Ehrlich.

Según el consejo de la fundación que otorga el premio, en esta ocasión se reconoce algo más que el desarrollo de la vacuna contra el coronavirus por parte de la empresa con sede en la ciudad alemana de Maguncia.

Los galardonados han creado una tecnología «que probablemente introducirá un cambio de paradigma en algunas áreas de la medicina», aduce en su comunicado. Y resalta sus posibilidades, que van desde la administración de antígenos en vacunas o proteínas terapéuticamente eficaces hasta la producción interna en las células corporales de los pacientes.

El jurado calificó de «éxito extraordinario» el desarrollo «espectacularmente rápido» de una vacuna muy eficaz contra la COVID-19, la enfermedad pulmonar y vascular provocada por el coronavirus SARS-CoV-2.

septiembre 21/2021 (dpa) – Tomado de la Selección Temática sobre Medicina de Prensa Latina. Copyright 2019. Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.

Categorías: Noticias

La actividad humana podría asfixiar a los arrecifes del Caribe

Jue, 09/23/2021 - 00:01

Un nuevo estudio internacional advierte que la acumulación en aguas someras de fertilizantes y nutrientes de origen antrópico podría dejar a los arrecifes de coral del Caribe sin oxígeno, un proceso que ya se ha observado a más profundidad. Esta hipoxia puede causar la desaparición de muchas especies del ecosistema.

Un estudio conjunto del Instituto de Ciencias del Mar (ICM-CSIC)  de Barcelona y del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI), publicado recientemente en la revista Ecography ha reconstruido las condiciones ambientales en las aguas poco profundas del Caribe durante los últimos 2 000 años, y ha determinado que la actividad humana está creando una situación de hipoxia —falta de oxígeno— en la zona que ha afectado a los arrecifes de coral.

Mediante la instalación de sondas de medición en distintos puntos y profundidades de la bahía, los autores advirtieron que el agua presentaba niveles de oxígeno muy bajos.

El equipo investigador comenzó su estudio en septiembre de 2017, después de que otro grupo de científicos documentara dos intensos eventos de hipoxia en la bahía del Almirante, ubicada cerca de la frontera de Panamá con Costa Rica, que contribuyeron a la muerte de muchas especies corales.

Mediante la instalación de sondas de medición en distintos puntos y profundidades de la bahía, los autores advirtieron que el agua presentaba niveles de oxígeno muy bajos en las zonas de la bahía más cercanas al continente, sobre todo a mayor profundidad, donde el agua se estanca más y se acumulan las aguas residuales y fertilizantes de las plantaciones cercanas.

Por contra, en los puntos de la bahía más próximos al océano abierto, las sondas midieron una tasa de oxígeno mayor gracias a la acción de las olas.

Hipoxia sin precedentes en la historia

Con el fin de averiguar si estos eventos de hipoxia aumentan en frecuencia debido a la acción humana, así como para saber si ya ocurrieron en el pasado, el equipo extrajo cuatro cilindros de sedimento —también llamados testimonios— en dos arrecifes corales situados a tres metros de profundidad, uno en situación de hipoxia y otro no.

Hemos hallado señales en la parte poco profunda del arrecife hipóxico que indican que la falta de oxigenación se está expandiendo sin precedentes históricos.

Además, extrajeron dos testimonios adicionales en una parte más profunda (4,8 m) del arrecife hipóxico, donde actualmente los corales que lo forman están muertos.

Los expertos analizaron los isótopos de las conchas de los gasterópodos fósiles y con los resultados crearon una línea de tiempo, datando los fragmentos de coral contenidos en los sedimentos y clasificando los gasterópodos según el papel que desempeñan en el ecosistema (herbívoro, carnívoro o parásito).

ras el análisis, se observó un incremento de la proporción de herbívoros y una disminución en los valores de isótopos de carbono en la parte más profunda del arrecife antes de que dejara de acumularse —y por tanto, muriera— hace aproximadamente 1 500 años, lo que sugiere que la hipoxia puede ser la causa del deterioro de la parte más profunda de la agrupación coral.

“También hallamos señales en la parte poco profunda del arrecife hipóxico que indican que la falta de oxigenación se está expandiendo sin precedentes históricos. Nuestra hipótesis se apoya en la distribución actual de oxígeno en la bahía comparada con los datos históricos disponibles”, explica Blanca Figuerola, la investigadora del ICM que ha liderado el estudio.

Señales de alerta sobre futuros cambios en los arrecifes del Caribe

El estudio revela que el momento en el que el arrecife dejó de crecer no coincide en el tiempo con cambios climáticos conocidos, pero sí con una expansión de las poblaciones humanas en la región. Esto indica que el desbroce del terreno podría haber causado un aumento de las aguas hipóxicas, al haber alimentado la escorrentía de nutrientes en la zona.

El momento en el que el arrecife dejó de crecer coincide con una expansión de las poblaciones humanas en la región.

“Nuestros datos históricos ponen de manifiesto que si no se reduce la contaminación, los arrecifes más someros y relativamente más saludables podrían experimentar el mismo final que los más profundos”, alerta el investigador del STRI y coautor del estudio Aaron O’Dea.

“Fue muy emocionante descubrir que los gasterópodos pueden contener información importante sobre las condiciones hipóxicas pasadas y pueden proporcionar señales de advertencia de cambios futuros en los arrecifes”, añade Figuerola, que espera poder repetir el mismo tipo de estudio en otros arrecifes para ahondar en las causas y las consecuencias de este tipo de eventos.

septiembre 21/2021 (SINC)

Referencia:

Figuerola, Grossman et al «Millenial-scale change on a Caribbean reef system that experiences hypoxia«. Ecography, 2021.

Categorías: Noticias

El plegamiento tridimensional del genoma es esencial para el desarrollo embrionario

Mié, 09/22/2021 - 00:06

Un grupo de investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha publicado en la revista Nature Communications un trabajo que demuestra que la proteína CTCF es esencial para la correcta regulación de los genes responsables del desarrollo embrionario.

De esta forma, se ha conseguido analizar por primera vez la función de CTCF in vivo, durante el desarrollo embrionario de un animal en su fase de formación de órganos y del patrón corporal, lo que abre nuevas vías de estudio.

El trabajo, que ha sido destacado por investigadores líderes de su campo en un News & Views publicado en la revista Nature Structural and Molecular Biology, ha utilizado el pez cebra como modelo para dilucidar el papel que juega la estructura tridimensional del genoma en la regulación de la expresión de los genes durante el desarrollo embrionario. “Aproximadamente el 98 % del genoma humano es ADN no codificante, es decir, no contiene genes.

Pero, al contrario de lo que se pensó originalmente, gran parte de este ADN no codificante tiene una función”, aclara José María Santos Pereira, investigador del Centro Andaluz de Biología del Desarrollo (CABD), centro mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la Junta de Andalucía y la Universidad Pablo de Olavide.

“Una parte del ADN no codificante está ocupado por lo que llamamos elementos reguladores, que son secuencias de ADN que, tomando prestada la metáfora que solía usar José Luis [en referencia a José Luis Gómez Skarmeta, investigador del CABD fallecido hace un año y líder del laboratorio donde se ha llevado a cabo este trabajo], funcionan como interruptores que apagan o encienden a los genes. Esto ocurre así en todos los vertebrados, como el pez cebra, que comparte aproximadamente un 70 % de genes con el ser humano”, destaca. Así, durante el desarrollo embrionario, que es el proceso que lleva a una sola célula a convertirse en un animal completo, es cuando la regulación de la expresión de los genes alcanza su mayor complejidad. Y esto ocurre así gracias a que los genes responsables del desarrollo están controlados por múltiples de estos interruptores que los encienden y apagan en distintas células y momentos del desarrollo.

La proteína CTCF

“Aunque en muchos casos los interruptores se encuentran a largas distancias de sus genes diana en la secuencia lineal de la hebra de ADN, en los últimos años se ha demostrado que el genoma se pliega tridimensionalmente como una madeja de lana, facilitando el contacto de los interruptores con los genes a los que regulan”, señala el investigador. En mamíferos, se ha demostrado que una proteína llamada CTCF es clave para el plegamiento 3D del genoma, pero su función durante el desarrollo embrionario no se había podido estudiar hasta ahora. “Nosotros hemos sido capaces de superar esta limitación utilizando el pez cebra como modelo”, concluye Santos Pereira.

Gracias a este modelo, hemos averiguado que CTCF es esencial para la correcta regulación de los genes responsables del desarrollo embrionario. ¿Cómo lo hace? Pues CTCF se une al ADN y actúa a modo de barrera delimitando las zonas dentro de las cuales pueden actuar los interruptores. En otras palabras, es como si dividiéramos la madeja de lana en una serie de ovillos consecutivos, separados unos de otros. Esto favorece que los interruptores enciendan o apaguen a sus genes diana y evita que enciendan o apaguen a otros que no les corresponde”, apunta el científico. De esta forma, los investigadores del grupo de Gómez Skarmeta han visto que, cuando CTCF no está, la ausencia de estas barreras elimina los pequeños ovillos y debilita el contacto de los interruptores con sus genes diana, al mismo tiempo que se forman nuevos contactos con otros genes, traspasando los límites que normalmente establece CTCF. Esto provoca que se desregulen genes muy importantes en el desarrollo, de hecho, cientos de ellos, y a su vez los genes que dependen de estos, dando lugar a miles de genes con expresión incorrecta.

La generación de este mutante de CTCF en pez cebra mediante la tecnología CRISPR de edición génica ha aportado un nuevo modelo con el que profundizar en la función de CTCF in vivo, durante el desarrollo embrionario animal, en futuros estudios. “Por ejemplo, la utilización de tecnologías de célula única en nuestro modelo podría permitirnos averiguar cuál es el impacto de la pérdida de CTCF en los distintos tipos celulares y órganos presentes en el embrión, es decir, si su función es más importante en unos tipos celulares que en otros y por qué”, señala Santos Pereira. También refuerza la idea de que el pez cebra es un modelo ideal para estudiar la pérdida de función de genes humanos que conduce a enfermedades congénitas.

septiembre 21/2021 (Dicyt)

 

Categorías: Noticias

Una investigación explica qué sucede en el sistema inmune de embarazadas

Mié, 09/22/2021 - 00:03

Numerosas investigaciones han probado la alteración que se produce durante el embarazo en el sistema inmune materno. Esto se debe a que el sistema inmune necesita adaptarse a la presencia de antígenos extraños heredados del padre y presentes en el feto.

En este marco y con el objetivo de profundizar los conocimientos sobre el tema, un equipo de investigación liderado por Federico Jensen y Natalin Valeff, respectivamente investigador y becaria doctoral del CONICET en el Centro de Estudios Farmacológicos y Botánicos (CEFYBO, CONICET-UBA) realizó análisis transcriptómicos que contribuyen a comprender las adaptaciones del sistema inmunológico materno y el rol particular de los linfocitos B en este proceso.

“Los linfocitos B son células del sistema inmune que al activarse producen anticuerpos. Son fundamentales porque son la única célula del organismo que los producen”, explica Jensen. Y agrega: “En la investigación pudimos observar que durante el embarazo, tanto en animales como en mujeres, hay una menor activación de los linfocitos B”. El científico sostiene que esta alteración de los linfocitos sería un mecanismo evolutivo seleccionado, por el cual es posible evitar el rechazo inmunológico de la madre hacia el feto en desarrollo.

Con el objetivo de estudiar la expresión génica de las células, Jensen, en colaboración con el Departamento de Genética de la Universidad de Greifswald de Alemania, realizó el primer estudio transcriptómico en linfocitos B en ratones durante la gestación. Mediante este proceso se aislaron linfocitos B de ratonas preñadas y no preñadas como control, “de forma que fue posible observar qué genes se encontraban encendidos y qué genes estaban apagados”, puntualiza el investigador.

Posteriormente, un análisis bioinformático efectuado por el especialista Martin Abba y estudios adicionales realizados en linfocitos B humanos permitieron al equipo de trabajo establecer por primera vez el comportamiento diferencial de estos linfocitos durante el embarazo: “Comenzamos a hacer estudios y descubrimos que los genes que se expresan por debajo de la media, durante la preñez, son los que regulan la funcionalidad de los linfocitos B”, explica Jensen. Y continúa: “Así, durante el embrazo los linfocitos B no solamente se producen en menor cantidad, sino que también aquellos que se producen tienen una menor capacidad de activación”.

Para Jensen, estas alteraciones del sistema inmune materno explicarían el riesgo de las embarazadas a ciertas infecciones: “Si bien las disminuciones del número de linfocitos B y la capacidad de activación de los mismos es importante para el correcto desarrollo del embarazo, las embarazadas podrían ser más susceptibles a infecciones porque el sistema inmune se encuentra de alguna manera deprimido”.

La coyuntura actual lo confirma. La Organización Mundial de la Salud (OMS) incluyó rápidamente a las embarazadas como grupo de riesgo ante la pandemia del COVID-19 debido a que se enferman de una manera más grave, a igual edad y sin comorbilidad que las personas no embarazadas. Además, según el científico, es posible que existan trastornos del embarazo, como partos prematuros, asociados al alto riesgo. “Los resultados de esta investigación ayudan a explicar por qué está ocurriendo eso”, reflexiona.

septiembre 21/2021 (Dicyt)

Categorías: Noticias

Biontech-Pfizer afirman que su vacuna es segura en niños de 5 a 11

Mié, 09/22/2021 - 00:01

La vacuna de Biontech-Pfizer demostró ser segura para niños de cinco a 11 años y brinda una respuesta inmune estable, según afirmaron recientemente las dos empresas.

Añadieron que los datos del estudio clínico estarán disponibles lo antes posible para la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) y la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) estadounidense.

«Estamos contentos de poder presentar a las autoridades de aprobación antes del comienzo de la temporada invernal los datos para el grupo de niños en edad escolar», cita un comunicado al presidente de la empresa alemana Biontech, Ugur Sahin.

A diferencia del grupo de niños de más de 12 años, a los de cinco a 11 años les fue inoculado para el estudio clínico de la fase 2-3 solo un tercio de la dosis. Las dos dosis fueron aplicadas con un intervalo de tres semanas.

«Las reacciones de anticuerpos de los participantes a quienes les fue administrada una dosis de diez microgramos fue comparable con las de aquellos de un estudio anterior de Pfizer-Biontech en personas de 16 a 25 años que recibieron una dosis de 30 microgramos», informaron las empresas.

De acuerdo al comunicado, los efectos secundarios también fueron comparables a los del grupo de personas de más edad. Se espera que los resultados de otros dos grupos de participantes de dos a cinco años así como de seis meses a dos años estén disponibles en el cuarto trimestre de 2021.

En el estudio participaron un total de 4 500 niños de 6 meses a 11 años en más de 90 clínicas de Estados Unidos, Finlandia, Polonia y España. Los datos del grupo de cinco a 11 años pertenecen a 2 268 participantes.

septiembre 20/2021 (dpa) – Tomado de la Selección Temática sobre Medicina de Prensa Latina. Copyright 2019. Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.

Categorías: Noticias

Un descubrimiento facilita la búsqueda de un fármaco que impida la replicación del SARS-CoV-2

Lun, 09/20/2021 - 00:05

Científicos ligados al Centro de Investigaciones e Innovación en Biodiversidad y Fármacos (CIBFar), en Brasil, develaron detalles del proceso de maduración de la principal enzima implicada en la replicación del nuevo coronavirus, conocida como 3CL.

Este descubrimiento, que aparece descrito en el Journal of Molecular Biology, facilita la búsqueda de medicamentos que puedan impedir de entrada este proceso.

“Al cabo de un año y medio de pandemia, de mínima contamos con media docena de vacunas con aplicación clínica, pero seguimos careciendo de fármacos con probada eficacia y seguridad. El desarrollo de antivirales es efectivamente más difícil. Así y todo, aun cuando tenemos buenos inmunógenos, la obtención de un medicamento para el COVID-19 sigue siendo sumamente importante, en caso de que el virus le escape a las vacunas”, afirma Glaucius Oliva, coordinador del CIBFar, un Centro de Investigación, Innovación y Difusión (CEPID) de la FAPESP con sede en el Instituto de Física de São Carlos, de la Universidad de São Paulo (IFSC-USP).

En el referido artículo, los científicos describen el mecanismo molecular mediante el cual la principal proteasa del SARS-CoV-2 –la enzima responsable de la multiplicación del virus– se autoprocesa y se vuelve activa para replicar el material genético del patógeno (el ARN) dentro de las células hospedantes. “Cuanto más entendemos el metabolismo del virus y sus etapas de replicación, más fácilmente logramos vislumbrar blancos en este proceso, con miras a poder desarrollar moléculas capaces de frenarlo de entrada”, dice Gabriela Noske, doctoranda del CIBFar y primera autora del artículo.

Según Oliva, se trata de un estudio de ciencia básica, pero con aplicaciones inmediatas. “A diferencia de lo que observamos en otros virus, tales como el del Zika, el del dengue o el de la fiebre amarilla, en el nuevo coronavirus la proteasa no actúa en forma monomérica [como una molécula aislada]. Para que la misma se active y pase a multiplicar el ARN del SARS-CoV-2, debe ser dimérica, es decir que es necesario que haya un par de copias de la proteasa para que esta pueda cortarse a sí misma y a las otras proteínas responsables del metabolismo del virus dentro de las células”, explica.

Oliva se encuentra a la cabeza de un proyecto multidisciplinario que cuenta con el apoyo de la FAPESP,  y que congrega a investigadores del Instituto de Ciencias Biomédicas (ICB-USP), del Instituto de Química de São Carlos (IQSC-USP), de la Facultad de Ciencias Farmacéuticas de Ribeirão Preto (FCFRP-USP), de la Universidade Estadual Paulista (Unesp) y de la Universidad de Campinas (Unicamp), abocado a la búsqueda de antivirales para el tratamiento del COVID-19 (lea más en: agencia.fapesp.br/33536/)

Son múltiples etapas

El ARN del SARS-CoV-2 está protegido por una “envoltura” formada por lípidos y proteínas, entre ellas la famosa spike o espícula, que compone la estructura en forma de corona que le da su nombre a la familia Coronaviridae. Cuando el virus invade las células y es engolfado por estas, se libera el ARN de la referida cápsula.

Dentro de las células, el principal objetivo del virus es multiplicarse. En esta fase, las proteínas estructurales dejan de ejercer su función fundamental (el transporte del ARN y la evasión del sistema inmunitario) y entran en escena las llamadas proteínas no estructurales, responsables del metabolismo vírico dentro del hospedante.

“El microorganismo necesita efectuar copias de su ARN. Como no cuenta con todos los mecanismos necesarios para ese fin, debe secuestrar algunas funciones de las células que invade. Otras funciones metabólicas, específicas del virus, les competen a las proteínas no estructurales, tales como la proteasa principal y otras 15 moléculas. Nuestro estudio se enfocó en la proteasa principal”, comenta André Godoy, coautor del artículo e investigador del IFSC-USP.

Godoy explica que, mientras que las proteínas estructurales suelen servir como blanco para el desarrollo de vacunas, las no estructurales se utilizan como referencia para la elaboración de medicamentos antivirales. Este es el caso de los cócteles utilizados en el tratamiento del sida, que tienen en la proteasa del VIH a uno de sus blancos.

El descubrimiento de que la proteasa principal del nuevo coronavirus pasa por diferentes fases hasta alcanzar su madurez, para entonces favorecer la multiplicación del SARS-CoV-2 en las células infectadas, solamente fue posible merced a una investigación realizada en la más compleja estructura científica de Brasil.

El año pasado, el experimento a cargo de Godoy y de la investigadora Aline Nakamura inauguró la primera estación de investigación de Sirius, el acelerador de partículas de última generación cuya puesta a punto está ultimándose en el Centro Nacional de Investigaciones en Energía y Materiales (CNPEM), con sede en la ciudad paulista de Campinas.

En tres días, y con la ayuda de un potente haz de luz sincrotrón, fue posible determinar la estructura de más de 200 cristales de dos proteínas del nuevo coronavirus. Entre ellas se encontraba la proteasa principal, en diversas formas y en complejos con varios ligandos.

“Junto con la spike, la proteasa principal es la proteína más estudiada del nuevo coronavirus. Hasta ahora no se sabía de qué manera procesa el SARS-CoV-2 dos copias de esta enzima para crear en su estructura el área a la que se conoce con el nombre de ‘sitio activo’, donde logra procesar a las otras proteínas sintetizadas con base en la información contenida en el genoma viral. Existen otros tipos de virus que también poseen esta característica, pero la innovación en este estudio radica en haber comprendido cómo sucede esto”, informa Godoy.

Los investigadores explican que, al ser un virus de ARN, el SARS-CoV-2 ya llega a las células listo para su transcripción a cargo de los orgánulos llamados ribosomas, para entonces producir proteínas no estructurales. Con todo, como el SARS-CoV-2 posee una sola cadena de ARN, antes es necesario decodificar todas las proteínas no estructurales (y estructurales) en incontables oportunidades. Para ello, el virus las produce como una sola y larga proteína (poliproteína), que luego debe romperse para formar las 16 moléculas encargadas de los mecanismos metabólicos.

“Al ser una estructura mucho más sencilla, el ARN del virus codifica a todas las proteínas juntas, pegaditas, como si conformasen un largo collar de cuentas. Las elabora en los ribosomas de las células invadidas bajo la forma de una larga poliproteína que deberá cortar en trozos. Pero existe un problema: la que corta las proteínas es la proteasa principal, que también se encuentra presente en ese ‘collar de cuentas’. Por ende, esta debe hallar la forma de cortarse a sí misma y, con base en esta acción, escindir a las otras”, explica Oliva.

Los análisis con el haz de luz sincrotrón –un tipo de radiación electromagnética sumamente brillante y muy empleada en estudios de biología estructural– les permitieron a los investigadores detectar de qué manera lleva a cabo este proceso la proteasa principal. Este trabajo reveló que, al fragmentar sus dos puntas, dicha proteasa principal modifica su estructura.

“Asimismo, demostramos que, para el procesamiento de una de las puntas [denominada C-terminal], la enzima necesita contar con un socio dímero, es decir, con una proteína igual que logre fragmentar la parte delantera. Esta logra fragmentar una punta sola, pero no la otra. En tanto, el socio [la otra proteína madura] se unirá a esa parte para fragmentar luego lo que falta”, informa Godoy.

El proceso de maduración de la proteasa principal, según explica el investigador, permite que esta salga de un estadio en el que forma parte de una larga cadena de proteínas, logre autofragmentarse en la parte N-terminal, encontrarse con otra cadena dentro de la célula, formar un dímero y efectuar el procesamiento de la parte C-terminal, formando así por último su estructura madura y activa.

Una luz al final del túnel

De acuerdo con el coordinador del CIBFar, la farmacéutica Pfizer está realizando ensayos clínicos con un medicamento que puede bloquear a la proteasa principal, pero en su fase madura. La farmacéutica Merck también cuenta con un estudio clínico con una molécula que bloquea a otra proteína no estructural llamada polimerasa, responsable de sintetizar copias del ARN viral.

Oliva hace hincapié en que cualquier fármaco antiviral actúa encastrándose en un receptor. “El mundo entero se encuentra abocado a la búsqueda de drogas candidatas que se encajen en la proteasa, pero mirando hacia la estructura de la enzima ya lista, madura. Lo que demostramos es que existen variaciones de estadios anteriores de esa proteasa que pueden erigirse como blancos más interesantes para el desarrollo de fármacos. Es como cortar la maleza antes de que crezca”, concluye.

septiembre 18/2021 (Dicyt)

Categorías: Noticias

Estudio revela bálsamo para epilepsia en música de Mozart

Lun, 09/20/2021 - 00:03

Un estudio de la Escuela de Medicina Geisel, de Estados Unidos, reveló las propiedades medicinales de la música del compositor austriaco Wolfgang Amadeus Mozart, en especial para las personas epilépticas.

Según detalla la investigación, publicada en la revista Scientific Reports, reproducir al menos 30 segundos de la sonata para dos pianos en re mayor del virtuoso pianista puede calmar las crisis de pacientes resistentes a los fármacos.

Asimismo, el reporte detalló que las respuestas emocionales influyen también en cuestiones terapéuticas, pues activa las redes cerebrales reguladas por el córtex frontal que reducen los picos de actividad eléctrica asociados a dicho padecimiento.

Con una muestra de 16 personas epilépticas, con resistencia a la medicación, los especialistas midieron la actividad mediante un encefalograma y determinaron que la obra de Mozart, a diferencia de otras propuestas musicales, reducía en más de un 65 por ciento la actividad cerebral asociada a la enfermedad.

Durante períodos prolongados, los investigadores descubrieron que se activaban zonas asociadas a la regulación de las respuestas emocionales con un tipo de reacción, conocida como theta, que estudios precedentes indican su estrecha relación con la música.

septiembre 17/2021 (Prensa Latina) – Tomado de la Selección Temática sobre Medicina de Prensa Latina. Copyright 2019. Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.

Categorías: Noticias

Las ‘tatarabuelas’ de las tijeras moleculares CRISPR harán más sencilla la edición genética

Lun, 09/20/2021 - 00:02

Investigadores de Estados Unidos liderados por Feng Zhang, uno de los pioneros del corta-pega genético, han descubierto una clase de nucleasas que podrían ser los ancestros de las más utilizadas, Cas9 y Cas12. Su pequeña longitud permitiría facilitar el proceso.

Un equipo del Broad Institute, un centro mixto del MIT y la Universidad de Harvard, en su búsqueda por tratar de comprender los orígenes de los sistemas CRISPR-Cas9 han descubierto una clase de nucleasas guiadas por ARN codificadas por transposones, que han denominado OMEGA (acrónimo de Obligate Mobile Element Guided Activity) que, según los autores, tienen gran potencial en edición genética humana.

Los resultados del trabajo se han publicado en la revista Science. El estudio ha estado liderado por Feng Zhang, del Broad Institute, uno de los primeros científicos en demostrar que el sistema bacteriano CRISPR podía usarse para editar el ADN de cualquier especie, incluida la humana. También ha colaborado Eugene Koonin, experto bioinformático del centro NCBI del NIH, especializado en descubrir sistemas CRISPR indagando en los genomas de los miles de especies de bacterias secuenciadas en la actualidad.

Los mecanismos guiados por ARN están más extendidos en los procariotas de lo que se creía. Estos mecanismos son probablemente antiguos y evolucionaron en múltiples ocasiones de forma independiente

En el trabajo, Zhang y su equipo han reconstruido la evolución de los sistemas CRISPR Cas9, a partir de los transposones IS200/IS605. Al hacerlo, han hallado que tres proteínas distintas codificadas por transposones, IscB, IsrB y TnpB, son nucleasas de ADN naturales, reprogramables y guiadas por ARN, que pueden aprovecharse para la edición del genoma en células humanas.

Los autores señalan que “la amplia distribución de los sistemas OMEGA caracterizados indica que los mecanismos guiados por ARN están más extendidos en los procariotas de lo que se sospechaba hasta el momento”.

En opinión de estos científicos, “esto indica que estos mecanismos son probablemente antiguos y evolucionaron en múltiples ocasiones de manera independiente y que posiblemente, hasta ahora, solo se hayan identificado los más comunes”.

Sistema de defensa ancestral

Por su parte, Lluís Montoliu, investigador del Centro Nacional de Biotecnología (CNB), que no ha participado en el trabajo, pero ha seguido de cerca esta investigación, señala a SINC que “en los últimos años hemos aprendido que las herramientas de edición genética CRISPR derivan de un sistema de defensa ancestral que usan las bacterias para defenderse de los virus que las acechan. Pero, ¿de dónde proviene ese extraordinario sistema inmunitario que poseen las bacterias? ¿Cuál es su origen? Esta es la pregunta a la que intentan responder Zhang, Koonin y el resto del equipo”, comenta.

Estos investigadores, explica Montoliu, “llegan a la conclusión de que las nucleasas Cas, como las famosas Cas9 o la Cas12 —que cortan el ADN dirigidas por una pequeña guía de ARN— parecen derivar de otras nucleasas anteriores, llamadas IscB, que viajan en el interior de transposones bacterianos, dentro de los elementos genéticos móviles, saltarines, capaces de moverse entre genomas”.

Además, prosigue este experto, “uno de estos transposones, de la familia llamada IS200/IS605, transporta el gen de una nucleasa similar a IscB, llamada TnpB, cuya actividad caracterizan los autores en este estudio, junto con otras nucleasas similares”.

La relevancia del trabajo radica en que los autores han podido encontrar y estudiar unas nucleasas nuevas, como la TnpB, que sería el ancestro de la nucleasas que se usan en la actualidad, como la Cas12. Sus pequeño tamaño hará más sencilla la edición en células humanas, Luis Montoliu, investigador del CNB

Opina que “la relevancia del trabajo radica en que los autores han podido encontrar y estudiar unas nucleasas nuevas, como la TnpB, que sería el ancestro de la nucleasas que se usan en la actualidad, como la Cas12”.

Las nuevas tijeras moleculares, continúa Montoliu, “serían capaces de cortar ADN guiadas por pequeñas moléculas de ARN, al igual que lo hacen Cas9 o Cas12, pero al tener un tamaño mucho menor, una longitud de apenas 400 aminoácidos, frente a los casi 1 400 de Cas9, facilitaría la edición genética en células humanas”.

Montoliu considera que este trabajo no solo tiene interés para establecer el origen de los sistemas CRISPR. “Son también buenas noticias para la biotecnología —añade—, pues permitirá vehicular estas pequeñas nucleasas dentro de vectores virales seguros, como los adenoasociados (AAV), presentes ya en numerosos diseños de terapia génica, de una forma más sencilla.

Estamos ante una nueva ‘tijeras’ para nuestra caja de herramientas CRISPR, esta vez se trata de las ‘tatarabuelas’ de las nucleasas Cas de estos sistemas», concluye.

septiembre 17/2021 (SINC)

Referencia:

Altae-Tran. H, Koonin E., Zhang F. et al. “The widespread IS200/605 transposon family encodes diverse programmable RNA-guided endonucleases». (Science, 9 septiembre 2021) DOI: 10.1126/science.abj6856

Categorías: Noticias

Las mujeres debemos ir a revisiones cardíacas, igual que hacemos con las ginecológicas

Lun, 09/20/2021 - 00:01

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en mujeres en Europa debido, entre otras cosas, a la falta de concienciación y a la escasa representación femenina en los ensayos clínicos. Esta investigadora se ha puesto al frente de un estudio en el que van a participar 240 voluntarias españolas para promover hábitos saludables y fomentar el uso de las técnicas de imagen en su prevención.

La cardióloga Leticia Fernández-Friera —nacida en A Coruña en 1977, pero criada en Gijón— es especialista en ecocardiografía e imagen avanzada, como la tomografía y la resonancia magnética cardiaca. Se formó en estos campos en el Hospital General de Massachusetts, la Facultad de Medicina de Harvard en Boston, y en el Hospital Monte Sinaí de Nueva York, entre otros.

Entre sus principales líneas de investigación destaca el estudio de la aterosclerosis, con especial interés en la prevención de la enfermedad cardiovascular de la mujer y las técnicas de imagen no invasivas. Sus estudios se han publicado en revistas como Nature, New England Journal of Medicine, JACC, Circulation y la Revista Española de Cardiología.

En la actualidad, dirige la Unidad de Imagen Cardiaca en el grupo HM Hospitales,al tiempo que trabaja como investigadora clínica en el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC). Además, es profesora asociada de la Universidad CEU-San Pablo y coordinadora del programa de salud cardiovascular de la mujer en Atria Clinic.

Con el objetivo de mejorar la salud cardiaca femenina e impulsar la prevención, la experta se ha puesto al frente del estudio WAKE UP, cuyo acrónimo procede de Women´s health: an imAging-based cardiovascular risK-rEdUction Program. Fernández-Friera opina que, aparte de la infrarrepresentación femenina en los ensayos clínicos, “existe un problema de educación y una falta de concienciación social del alcance de la enfermedad cardiovascular en la mujer”.

Las participantes de WAKE UP podrán ver directamente la placa de colesterol en sus propias arterias, así seguramente los cambios en sus hábitos serán más efectivos

¿Cuál es el objetivo del proyecto WAKE UP?

Queremos promover la salud cardiovascular de la mujer y fomentar cambios apropiados en su estilo de vida. Para ello, vamos a utilizar tecnología de imagen no invasiva, como la ecografía vascular, una técnica sencilla, de bajo costo y perfil inocuo, que se realiza también en el cribado del cáncer de mama y en las embarazadas.

La imagen de ecografía vascular para la detección de aterosclerosis proporciona evidencia visual del propio estado de la salud arterial y, lo que es más importante, de la presencia de la placa de aterosclerosis. Esto es interesante para la concienciación, ya que al poder ver las participantes directamente la placa de colesterol en sus propias arterias, seguramente los cambios en sus hábitos serán más efectivos.

¿Con qué apoyos cuenta?

Este proyecto cuenta con una financiación de 103 000 euros por parte del Instituto de Salud Carlos III y con la colaboración de la Fundación Pro CNIC, la Fundación Mapfre, la Universidad CEU-San Pablo y la Complutense, así como del grupo HM Hospitales.

¿Cuándo se iniciará el estudio?

En octubre de este año y se prolongará hasta diciembre de 2023. Contamos hasta el momento con 120 voluntarias y nos queda la otra mitad por reclutar, pero el ritmo es bueno, incluiremos a cinco por semana y tenemos todo el 2022 para lograr llegar a las 240 que necesitamos. Las participantes serán mujeres sin enfermedad cardiovascular con edades comprendidas entre los 18 y 70 años. Y han de tener al menos un factor de riesgo cardiovascular, como diabetes, tabaquismo, colesterol alto, obesidad, sedentarismo, síndrome metabólico, preemclapsia u otros problemas en embarazo, alimentación inadecuada, enfermedad autoinmune y familiares jóvenes con infarto.

El estudio incluye una ecografía vascular no invasiva de las arterias carotideas y femorales a 180 participantes para comparar los resultados frente a otra muestra de 60 mujeres a las que no se les realizará la prueba

Las pruebas se realizarán en el CNIC y nuestro equipo multidisciplinar está formado por cardiólogos, estadísticos, técnicos de imagen y biólogos.

¿Cómo se va a desarrollar?

Comprende dos visitas de las participantes, una basal para abordar la salud cardiovascular y otra a los seis meses, con el fin de valorar cambios en el conocimiento de estas enfermedades y en los hábitos de vida. En la primera visita se realizarán cuestionarios validados para evaluar la percepción del riesgo de estas dolencias, así como la existencia factores de riesgo, según escalas tradicionales. Se les preguntará sobre dieta, tabaquismo, actividad física, patrones psicosociales y de sueño, estilo de vida familiar y factores reproductivos. También mediremos la presión arterial, el peso y la altura y se realizará una extracción de sangre, para analizar la glucosa, el colesterol, el perfil hormonal y el inflamatorio.

Además, realizaremos una ecografía vascular no invasiva de las arterias carotideas y femorales a 180 participantes para comparar los resultados frente a otra muestra de 60 mujeres a las que no se les realizará la prueba. A los seis meses, se hará seguimiento para evaluar los cambios en el estilo de vida, a través del índice de riesgo Fuster-BEWAT. 

En el hombre, los infartos suelen manifestarse como dolor de pecho y brazo, mientras que en ellas los síntomas son más atípicos, con dolor en la espalda, en la mandíbula, falta de aire o náuseas. La mortalidad femenina tras un primer infarto es un 20 % mayor que en hombres.

¿Qué esperáis obtener con esta iniciativa que lideras?

Buscamos concienciar a la sociedad de la importancia de estas enfermedades en la mujer, que hoy en día son la primera causa de muerte de las mujeres. De hecho, en Europa el índice de mortalidad de mujeres por estas dolencias es del 49 %, mientras que por cáncer de mama es del 3 %.

También nos hemos propuesto poner de relieve la importancia de la prevención. Es importante que nos revisemos el corazón, al igual que hacemos revisiones ginecológicas; y que sepamos reconocer los síntomas del infarto femenino, que son distintos de los de los hombres.

¿En qué sentido son diferentes estos síntomas en hombres y en mujeres?

En el hombre, los infartos suelen manifestarse como dolor de pecho y brazo, mientras que en las mujeres los síntomas son más atípicos, incluyendo a menudo dolor en la espalda, en la mandíbula, falta de aire o náuseas. Ahora que vamos descubriendo estas diferencias, se podrán diagnosticar de forma más precoz infartos en la mujer y mejorar las estadísticas.

Además, el infarto en la mujer muchas veces es peor que en el hombre, con un pronóstico malo a corto plazo. El problema es que ellas acuden al hospital mucho más tarde. Tienden a aguantar más el dolor o no lo reconocen como algo importante. Es decir, desde que empiezan a notar los síntomas hasta que acuden a la consulta o a urgencias pasa más tiempo; entonces, el músculo cardiaco está más tiempo sin oxígeno, por lo que llega en peores condiciones. Por eso, la mortalidad tras un primer infarto en la mujer es un 20 % mayor que en los hombres.

Las mujeres han sido excluidas de la mayoría de ensayos clínicos de enfermedad cardiovascular en la suposición errónea de que los factores de riesgo y las recomendaciones de estilo de vida son similares para hombres y mujeres.

¿Qué es lo que falla?

Existe un problema de educación y una falta de concienciación social del alcance de estas enfermedades en la mujer. Esto conlleva que no se realice una valoración precisa del riesgo cardiovascular femenino y se ignoren los factores de riesgo específicos.

Las campañas de cáncer de mama han sido muy exitosas, así como las del corazón en la mujer en Estados Unidos. Sin embargo, en nuestro entorno, todavía no hay suficiente conciencia del problema de la enfermedad cardiovascular femenina, faltan estudios para mejorar la situación y no existen campañas establecidas.

Las estrategias actuales para controlar los factores de riesgo, como la hipertensión arterial, la diabetes, el tabaquismo, la obesidad o el colesterol elevado no están funcionando, por lo que debemos desarrollar estudios de investigación que nos ayuden a controlar uno de los problemas más importantes del mundo occidental. Y también, específicamente, la enfermedad cardiovascular en la mujer.

¿Está relacionada esta infravaloración del riesgo cardiovascular en mujeres con el sesgo de género de los ensayos?

Sí, ya que todos los esfuerzos en el ámbito de la prevención y el manejo terapéutico se han orientado tradicionalmente hacia el género masculino. Las mujeres han sido excluidas de la mayoría de ensayos clínicos de enfermedad cardiovascular en la suposición errónea de que los factores de riesgo y las recomendaciones de estilo de vida son similares para hombres y mujeres.

Sin embargo, la estratificación del riesgo es especialmente difícil en las mujeres, dado que la mayoría se clasifican en bajo riesgo de padecer una enfermedad cardiaca solo por ser del sexo femenino. Como resultado, son significativamente menos propensas a recibir una pauta adecuada de prevención. Además, el riesgo en mujeres está influenciado por factores específicos, como hormonas, complicaciones del embarazo, menopausia temprana, etc. Aunque estos factores se han relacionado con la aterosclerosis acelerada y menor supervivencia, no se incluyen en la evaluación tradicional del riesgo.

Las diferentes manifestaciones clínicas entre sexos conducen a que la enfermedad esté infradiagnosticada y su gravedad subestimada en las mujeres, lo que resulta en un manejo inadecuado y mayor mortalidad.

Nuestro propósito es obtener información científica que nos permita profundizar en las enfermedades cardiovasculares en la mujer, muy poco exploradas hasta ahora, y encontrar herramientas de prevención que permitan su detección antes de que se produzca el daño

¿Cómo puede ayudar el proyecto WAKEUP a cambiar el panorama?

Nuestro propósito es obtener información científica relevante y novedosa que nos permita profundizar en las enfermedades cardiovasculares en la mujer, muy poco exploradas hasta ahora, así como encontrar nuevas herramientas de prevención que permitan su detección antes de que se produzca el daño cardiaco.

En este ámbito queda mucho por hacer. La mujer se ha incorporado a la vida laboral, asume múltiples tareas, ha aumentado la tasa de tabaquismo, tiene un mayor desconocimiento de los síntomas del infarto o el ictus, aguanta más el dolor, todo lo cual la hace más vulnerable. Por ello, es tan importante promover estudios que nos ayuden a mejorar la educación y la salud de nuestro entorno. Unirnos todos es crucial para cambiar las cosas, así como a educar a nuestra sociedad en estos problemas, tanto a hombres como a mujeres.

septiembre 17/2021 (SINC)

Categorías: Noticias

La actividad cerebral depende del acoplamiento metabólico de astrocitos y neuronas

Sab, 09/18/2021 - 00:05

Juan Pedro Bolaños, catedrático del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Salamanca y director del grupo de ‘Neuroenergética y Metabolismo’ en el Instituto de Biología Funcional y Genómica (IBFG, centro mixto de la Universidad de Salamanca y el CSIC) y en el Instituto de Investigación Biomédica de Salamanca (IBSAL), acaba de hacer una revisión junto a su colega francés Gilles Bonvento (Universidad Paris-Saclay) sobre la tendencia científica actual que sugiere que la actividad cerebral depende de un fino y riguroso acoplamiento metabólico entre los astrocitos y las neuronas.

El trabajo, recientemente publicado por la revista Cell Metabolism aborda de forma crítica y equilibrada la idea cada vez más establecida de que los astrocitos, que constituyen una clase de células cerebrales no neuronales, pero en estrecho contacto con las neuronas, “cooperan activamente con la función neuronal, de modo que a través del metabolismo energético modulan la actividad cerebral y la conducta del individuo”, explica el catedrático a Comunicación USAL.

En la revisión, los científicos describen, además, el impacto de estos mecanismos en el mantenimiento de la salud, dada la evidencia que demuestra que “los fallos en sistemas concretos de cooperación metabólica astrocito-neurona desencadenan enfermedades neurológicas y endocrinas”, subrayan. Así, en el estudio se detallan los mecanismos moleculares más plausibles que proporcionan la base científica que sustenta esta idea, una considerable parte de los cuales “son el resultado de nuestras contribuciones en la Universidad de Salamanca a lo largo de los años”, destaca Bolaños.

Colaboración con la Universidad Paris-Saclay

Los grupos de investigación de Bolaños y Bonvento abordan desde sus respectivas universidades los aspectos metabólicos de la función cerebral desde aproximaciones experimentales distintas, pero complementarias. Motivo que determinó la colaboración científica internacional entre ambos para la ejecución de este estudio. Al respecto, el catedrático de la Universidad de Salamanca señala que, “llevamos colaborando desde hace más de 5 años, lo que ha dado como fruto la publicación de diferentes trabajos de mi equipo en revistas como Nature (2020), Nature Metabolism (2019) o Proceedings of the National Academy of Science of USA (PNAS) (2016)”.

En este sentido, cabe recordar que el laboratorio del profesor de la USAL está especialmente interesado en avanzar en el conocimiento de los mecanismos moleculares que regulan la homeostasis energética y redox en las células del sistema nervioso central. Concretamente, su grupo estudia las proteínas y vías de señalización responsables de la adaptación del metabolismo neuronal a la continua y alta demanda energética y antioxidante impuesta por la neurotransmisión.

septiembre 17/2021 (Dicyt)

Categorías: Noticias

El ADN antiguo revela cómo la tuberculosis dio forma al sistema inmunitario humano

Sab, 09/18/2021 - 00:02

La COVID-19 es la última enfermedad infecciosa que ha tenido un gran impacto en la vida humana, pero ha habido otras muchas antes. Un nuevo estudio, revela ahora cómo la tuberculosis ha afectado a las sociedades europeas en los últimos 2 000 años, en concreto, cómo ha influido en el genoma humano.

Este trabajo, en el que se emplea ADN humano antiguo, tiene implicaciones para analizar no solo la evolución de las poblaciones, sino también cómo la genética puede afectar al sistema inmunitario. Los resultados se publican en la revista American Journal of Human Genetics.

“El análisis de la evolución de nuestros genomas puede ayudarnos a reconstruir epidemias pasadas que han tenido una influencia dramática en la mortalidad”, explica a SINC Lluis Quintana-Murci, autor principal e investigador español que trabaja en el Instituto Pasteur de Francia. “Los humanos actuales somos los descendientes de quienes han sobrevivido a cambios climáticos y grandes epidemias, como la peste negra, la gripe española o la tuberculosis”

“Este trabajo utiliza la genética de poblaciones para diseccionar cómo ha actuado la selección natural en nuestros genomas”, añade Quintana-Murci. “Así, hemos descrito cómo la tuberculosis ha sido un factor de mortalidad primordial en los últimos 2 000 años de historia europea”.

Esta investigación se centró en la variante P1104A del gen TYK2 –implicado en la función inmunitaria–, cuyo primer autor, Gaspard Kerner, había encontrado previamente asociada a un mayor riesgo de enfermar tras una infección por Mycobacterium tuberculosis, bacteria responsable de la mayor cantidad de casos de tuberculosis en el mundo.

Kerner, estudiante de doctorado en el Instituto Imagine de la Universidad de París, empezó a colaborar con Quintana-Murci, experto en genómica evolutiva, para investigar los determinantes genéticos de la tuberculosis humana en el contexto de la evolución y la selección natural.

Utilizando datos de más de 1 000 genomas humanos antiguos europeos, los expertos descubrieron que la variante P1104A apareció por primera vez hace más de 30 000 años. Otros análisis revelaron que la frecuencia de la variante disminuyó drásticamente hace unos 2 000 años, más o menos cuando las formas actuales de cepas infecciosas de Mycobacterium tuberculosis se hicieron prevalentes. La variante no está asociada a otras bacterias o virus infecciosos.

“Si posees dos copias de esta variante en tu genoma y te encuentras con Mycobacterium tuberculosis, es muy probable que enfermes”, afirma Kerner. “Durante la Edad de Bronce esta variante era mucho más frecuente, pero vimos que empezó a seleccionarse negativamente en un momento que se correlacionó con el inicio de la epidemia de tuberculosis en Europa”.

Aplicación en otras enfermedades infecciosas

“Esta mutación de riesgo está presente en alrededor del 2-3 % de los europeos, lo que significa millones de personas a riesgo. Afortunadamente la tuberculosis en Europa es poco prevalente ahora, pero estas personas pueden viajar a países donde la tuberculosis en endémica”, subraya Quintana-Murci.

“Así, dicha mutación serviría de valor pronóstico para ir con más cuidado cuando uno recorre territorios donde la tuberculosis es un problema. No nos olvidemos que la tuberculosis, junto con el VIH y la malaria, son los tres ‘asesinos’ más importantes en el mundo”, continúa el investigador español.

Tratamos de entender qué variantes genéticas inmunitarias han aumentado más en los últimos 10 000 años, lo que indica que son las más beneficiosas, y cuáles han disminuido más, debido a la selección negativa, explica Lluis Quintana-Murci, autor.

Este tipo de investigación puede ser complementaria a otros tipos de estudios inmunológicos, como los realizados en el laboratorio. Para los autores, estas herramientas pueden utilizarse para estudiar la historia y las implicaciones de muchas variantes genéticas diferentes para múltiples enfermedades infecciosas.

“La belleza de este trabajo reside en que estamos utilizando un enfoque de genética de poblaciones para reconstruir la historia de una epidemia. Podemos utilizar estos métodos para tratar de entender qué variantes genéticas inmunitarias han aumentado más en los últimos 10.000 años, lo que indica que son las más beneficiosas, y cuáles han disminuido más, debido a la selección negativa”, concluye Quintana-Murci.

septiembre 17/2021 (SINC)

Referencia:

Kerner et al.: Human ancient DNA analyses reveal the high burden of tuberculosis in Europeans over the last 2 000 years. American Journal of Human Genetics.

Categorías: Noticias

La primera meta es convertir el cáncer en una enfermedad crónica

Sab, 09/18/2021 - 00:01

El biólogo molecular Eugenio Santos (Salamanca, 1953) marcó a principios de los ochenta dos grandes hitos en el conocimiento del origen del cáncer. Mientras trabajaba en un laboratorio en Estados Unidos  junto a Mariano Barbacid, logró la clonación del primer oncogén humano –un gen que puede generar la enfermedad–, el H-Ras, y su activación por una mutación puntual.

Dos años después demostró la estrecha relación del oncogén K-Ras con el desarrollo del tumor de un paciente. El descubrimiento de los oncogenes de la familia Ras, presentes en el 30 % de tumores, fue un progreso notorio para conocer los mecanismos genéticos que los desencadenan y abrió el campo de la oncología molecular.

En el año 2000, ya de vuelta en España, consiguió otro objetivo: poner en marcha un centro de investigación oncológica integral que aúna investigación básica, clínica y aplicada. Así nació el Centro de investigación del Cáncer de Salamanca (CIC-CSIC-USAL).

¿Llegaremos algún día a eliminar el cáncer?

El problema del cáncer está íntimamente ligado con el envejecimiento. Se logrará en algún momento eliminarlo del todo, y prueba de esto es la mejora de supervivencia que estamos alcanzando cada año de un 1,5-2 % respecto al año anterior. Cuando descubrimos los oncogenes había un 30 % aproximado de supervivencia, y ahora estamos en más del 65 %. Estos datos son indicativos de que algún día conseguiremos eliminar del todo el cáncer. No sabemos exactamente cuándo, pero lo conseguiremos.

¿El objetivo es que el cáncer llegue a convertirse solo en una enfermedad crónica?

Efectivamente. De hecho, estamos inmersos en este proceso. La primera meta es trabajar para convertir el cáncer en una enfermedad crónica. De manera que no moriremos de cáncer, pero sí moriremos con cáncer. Otro objetivo a más largo plazo es la terapia génica, es decir, recuperar los genes que están modificados o mutados en el cáncer. En este sentido, cada vez vamos teniendo mejores vectores de terapia génica y mejores tecnologías. La PCR ha sido clave en muchos años y ahora la tecnología CRISPR es elemental para recorrer este camino de corrección de mutaciones que persigue la terapia génica.

Ha explicado que las células dan tres respuestas a las señales que reciben del exterior: crecer, parar de crecer y especializarse, o morir. Determinados genes regularían cada una de estas tres opciones.

¿Se pueden entender los oncogenes como aceleradores que quedan bloqueados y frenos que se rompen y provocan que la célula prolifere sin parar?

Se entienden como las dos cosas. Con los genes del cáncer podemos hacer una similitud con el freno y el acelerador de un coche. Del mismo modo que cuando se rompe el freno o se bloquea el acelerador podemos tener un accidente, cuando mutan los genes el accidente (siguiendo esta comparativa) sería la enfermedad. En los genes supresores y en los protooncogenes que generan tumores, unos tienen características de freno y otros de acelerador, y ambos son elementos fundamentales de control en la proliferación celular. Puede fallar el freno, el acelerador e incluso pueden fallar los dos, que es lo que suele ocurrir en esta patología, y dar lugar a un proceso tumoral.

¿Cuáles han sido los mayores avances en biología molecular del cáncer de los últimos 20 años?

Lo primero fue demostrar, conceptualmente, la relación de los genes con el origen del cáncer. Posteriormente, ha habido avances tecnológicos enormes, principalmente de ingeniería genética; como la secuenciación masiva, las PCR, que permiten hacer diagnósticos y pronósticos muy potentes, y más recientemente, por ejemplo, se ha desarrollado la técnica de edición genética CRISPR.

¿En qué consiste un fármaco específico dirigido contra un oncogén?

Desde los años noventa hemos identificado unos 500 o 600 genes que tienen que ver con el inicio del cáncer. También durante estos años distintos laboratorios están diseñando moléculas dirigidas específicamente contra cada uno de estos genes (freno o acelerador), es lo que se llama bioterapias o terapias dirigidas.

Este tipo de terapias solo toca un gen o proteína específico, el agente productor del cáncer y, en consecuencia, evitamos los efectos secundarios dañinos en las células normales, de la quimioterapia convencional, que atacaba indiscriminadamente células normales y oncogénicas. Si buscamos una analogía, la quimioterapia convencional era como la bomba atómica que arrasaba todo, mientras que la terapia dirigida serían misiles dirigidos específicamente al sitio donde se está originando el tumor.

Conviene tener presente, además, que en un tumor no hay un único gen afectado, sino varios. A partir de las terapias destinadas al VIH (Virus de inmunodeficiencia humana), aprendimos que una terapia múltiple evitaba la aparición de resistencias. Algo similar ocurre en el cáncer; cuando se aplican fármacos individualmente a un paciente, acaban apareciendo resistencia a los tratamientos. Para evitar esta respuesta negativa, lo más efectivo es aplicar una terapia múltiple que ataca a varios genes a la vez.

¿Es posible que se consigan fármacos específicos para cada uno de los 400 o 500 oncogenes que pueden mutar para producir cáncer?

En esto estamos. Este proceso se está llevando a cabo con miles de moléculas en distintos laboratorios y empresas en diferentes fases de desarrollo. Desde que comienzan los primeros estudios con moléculas hasta que el fármaco llega a la práctica clínica pueden pasar de diez a quince años. Y de cada mil que empiezan, probablemente llegue solo uno a esta etapa final, y todo ello implica una inversión de 800 a 1 000 millones de dólares. A pesar de que la mayoría de los fármacos se quedan por el camino, al final cada año se aprueban uno o dos fármacos nuevos que tienen una eficacia efectiva en la asistencia.

Su descubrimiento del oncogén H-Ras ya permite la mejora del diagnóstico al detectar la mutación mucho antes de que tenga manifestación clínica.

¿En qué tipo de tumores se aplica? ¿Se puede aplicar en tratamiento?

Hoy en día se aplica únicamente al diagnóstico precoz y al pronóstico de respuesta a nuevas terapias. Sin embargo, todavía no se ha logrado aplicación en el tratamiento porque los fármacos no han llegado a ese grado de eficacia.

Parecía que se avanzaba porque fue muy bien en modelos animales. De hecho, los ratones se curaban con dichos fármacos, pero lamentablemente en humanos no tenía este efecto. A pesar de esta dificultad terapéutica, detectar mutaciones de Ras es muy efectivo en diagnóstico precoz, incluso en pronóstico. Si se detecta que el paciente tiene mutaciones de genes Ras, se puede saber a priori si esta persona va a responder o no a determinados tratamientos nuevos.

¿Cuáles son las principales vías para combatir el cáncer?

Hay tres vías: inmunoterapia, terapias personalizadas y terapia génica. Hoy en día, estamos de lleno en el desarrollo de nuevos fármacos. En un principio se pensaba que los fármacos dirigidos eran el presente, la inmunoterapia sería el medio plazo y la terapia génica sería el largo plazo. Sin embargo, por fortuna, la inmunoterapia ha tenido unos avances tremendos que la han convertido en el hoy. La terapia génica sí que es el futuro, y su progreso depende de que podamos desarrollar nuevos vectores de terapia génica que nos permitan llegar a la curación del cáncer. Los fármacos paran el cáncer, mientras que la terapia génica elimina la causa, de ahí el empeño para alcanzar a largo plazo esta meta.

El nuevo programa marco europeo de I+D+I, Horizonte Europa, incluye un eje dedicado al cáncer.

¿Cómo va a impulsar la investigación oncológica en Europa?

Lo importante es que se apoye la investigación oncológica de excelencia, seleccionando a los mejores de Europa, y permitiendo la coordinación e interacción entre ellos. Sería deseable crear esta red europea, crear algo semejante al National Cancer Institute americano, trasladando un modelo probado de investigación que funciona a Europa.

¿Cuál debe ser el papel de las empresas en la financiación de la investigación del cáncer?

Pues como en Estados Unidos, a las empresas les interesa y deben coordinarse con la investigación pública. Este modelo podía ser bastante interesante para nosotros. Implicaría que las empresas financiaran más la investigación inicial, porque hoy en día en Europa y España las empresas están recibiendo la aportación de los investigadores para luego ellas realizar el desarrollo.

El Libro Blanco del CSIC sobre Biomedicina menciona el desafío de mejorar los índices de supervivencia de los pacientes de cáncer desde el 55 % actual al 70 % en 2030.

¿Es el mayor reto biomédico de la década? 

Sí, yo creo que lo ha sido en las décadas pasadas, y lo siguiendo hoy. Además, es un reto que es posible cumplir. Gracias a este incremento de supervivencia anual y a los avances en investigación, es razonable pensar que se logrará este 70 % de supervivientes de cáncer en 2030.

septiembre 17/2021 (SINC)

Categorías: Noticias

Desvelan los orígenes del cáncer de pulmón en personas que nunca han sido fumadoras

Jue, 09/16/2021 - 00:03

Un estudio internacional con participación española ha realizado un análisis genómico del cáncer de pulmón en personas no fumadoras y ha descrito tres nuevos subtipos. Los resultados podrían fomentar el desarrollo de nuevos fármacos para una enfermedad con más de dos millones de diagnósticos cada año en el mundo.

Un análisis genómico del cáncer de pulmón en personas sin antecedentes de tabaquismo ha desvelado que la mayoría de estos tumores surgen de la acumulación de mutaciones provocadas por procesos naturales del organismo.

El estudio, que describe por primera vez tres subtipos moleculares de esta enfermedad en personas que nunca han fumado, ha sido realizado por un equipo internacional liderado por investigadores del National Cancer Institute (Estados Unidos), y ha contado con la participación del grupo de Genómica Biomédica del IRB Barcelona, liderado por Núria López-Bigas.

Cada año, más de 2 millones de personas en todo el mundo son diagnosticadas de cáncer de pulmón

Las conclusiones derivadas ayudarán a desvelar el misterio sobre cómo aparece el cáncer de pulmón en personas que no han fumado nunca y orientará en el desarrollo de tratamientos clínicos más precisos.

“Lo que estamos viendo es que hay diferentes subtipos de cáncer de pulmón en no fumadores con características moleculares y procesos evolutivos distintos y, en el futuro, es posible que desarrollemos diferentes tratamientos basados en estos subtipos”, explica la epidemióloga María Teresa Landi, investigadora del Instituto Nacional del Cáncer (Estados Unidos) y una de las firmantes del artículo.

El cáncer de pulmón es la principal causa de muerte relacionada con los tumores en el mundo, y cada año más de 2 millones de personas son diagnosticadas con la enfermedad.

La mayoría de las personas que desarrollan cáncer de pulmón tienen antecedentes de tabaquismo, pero entre el 10 y el 20 % de ellas nunca han fumado. Este hecho ocurre con más frecuencia en las mujeres y a una edad más temprana que se produce la enfermedad en los fumadores.

Los factores de riesgo ambientales o haber padecido enfermedades pulmonares con anterioridad pueden explicar algunos tipos de cáncer de pulmón entre no fumadores, pero los científicos aún no saben qué ocasiona la mayoría de estos tipos de tumor

Los factores de riesgo ambientales –como la exposición al humo de tabaco, el radón, la contaminación del aire y el asbesto– o haber padecido enfermedades pulmonares con anterioridad pueden explicar algunos tipos de cáncer de pulmón entre no fumadores, pero los científicos aún no saben qué ocasiona la mayoría de estos tipos de tumor.

En este gran estudio epidemiológico, cuyos resultados han sido publicados en Nature Genetics, los investigadores han utilizado la secuenciación del genoma completo para caracterizar los cambios genómicos en el tejido tumoral y el tejido normal emparejado de una muestra de 232 personas no fumadoras, predominantemente de ascendencia europea, a quienes se había diagnosticado cáncer de pulmón de células no pequeñas.

Los tumores incluían 189 adenocarcinomas –el tipo más común de cáncer de pulmón–, 36 carcinoides y otros siete tumores de varios tipos. Los pacientes aún no se habían sometido a tratamiento.

Mutaciones asociadas a procesos endógenos

Los investigadores analizaron los genomas tumorales en busca de firmas mutacionales –patrones de mutaciones asociadas con procesos mutacionales específicos, como daños por actividades naturales en el cuerpo (reparación defectuosa del ADN o estrés oxidativo) o por exposición a carcinógenos–, que actúan como el archivo de actividades de un tumor que dan pistas sobre qué ocasionó el desarrollo del cáncer.

Actualmente existe un catálogo de firmas mutacionales conocidas, aunque de algunas firmas no se conoce su causa. En este estudio, los investigadores han descubierto que la mayoría de los genomas tumorales de las personas que nunca fumaron tenían firmas mutacionales asociadas con daños en procesos endógenos, es decir, procesos naturales que tienen lugar en el cuerpo.

Como el estudio se limitó a personas que nunca habían fumado, los investigadores no han encontrado ninguna firma mutacional asociada previamente al tabaquismo. Tampoco han hallado esas firmas entre los 62 pacientes que habían estado expuestos al humo del tabaco ambiental.

Sin embargo, Landi advierte que necesitan “un tamaño de muestra más grande, con información detallada sobre la exposición, para estudiar realmente el impacto del tabaquismo pasivo en el desarrollo del cáncer de pulmón entre las personas que nunca han fumado”.

Tres nuevos subtipos de cáncer de pulmón en no fumadores

Los análisis genómicos también han revelado tres nuevos subtipos de cáncer de pulmón en no fumadores, a los cuales los investigadores asignaron nombres musicales en función de su nivel de `ruido´ –del número de cambios genómicos– de sus tumores.

El subtipo predominante, `piano´, es el que tenía la menor cantidad de mutaciones y parecía estar asociado con la activación de células progenitoras, que participan en la creación de nuevas células. Este crece muy lentamente durante muchos años, y es difícil de tratar porque puede tener muchas mutaciones conductoras diferentes.

El subtipo `mezzo-forte´ mostraba cambios cromosómicos específicos, así como mutaciones en el gen receptor del factor de crecimiento EGFR, que comúnmente se altera en el cáncer de pulmón, y mostró un crecimiento tumoral más rápido.

El subtipo `fuerte´ mostraba una duplicación del genoma completo: un cambio genómico que se observa a menudo en el cáncer de pulmón de fumadores. Este subtipo de tumor también crece rápidamente.

Necesitamos un tamaño de muestra más grande, con información detallada sobre la exposición, para estudiar realmente el impacto del tabaquismo pasivo en el desarrollo del cáncer de pulmón entre las personas que nunca han fumado

“Estamos empezando a comprender cómo evolucionan estos tumores”, afirma Landi. “Este análisis muestra que hay heterogeneidad o diversidad en el cáncer de pulmón en las personas que nunca han fumado”.

“El subtipo `piano´ de crecimiento lento podría brindar a los médicos una ventana para detectar estos tumores antes, cuando son menos difíciles de tratar. Por el contrario, los otros presentan solo unas pocas mutaciones impulsoras importantes, lo que sugiere que podrían identificarse mediante una sola biopsia y podrían beneficiarse de tratamientos dirigidos”, mantiene.

Los futuros pasos serán estudiar a personas de orígenes étnicos y ubicaciones geográficas distintas, y cuyo historial de exposición a los factores de riesgo de cáncer de pulmón esté bien descrito.

Stephen J. Chanock, director de la División de Epidemiología y Genética del Cáncer del NCI, concluye: “Esperamos que esta investigación sobre las características de los tumores genómicos desbloquee nuevas vías de descubrimiento para múltiples tipos de cáncer”.

septiembre 15/2021 (SINC)

Referencia:

Zhang T, Joubert P, Ansari-Pour N, et al. «Genomic and evolutionary classification of lung cancer in never smokers«. Nature Genetics. Sept 6, 2021

 

 

 

 

Categorías: Noticias